Bótox: información, indicaciones y resultados

BOTOX

La toxina botulínica o bótox  tiene múltiples aplicaciones en medicina. Puede utilizarse para tratar el estrabismo, las migrañas e incluso la incontinencia urinaria o la hiperactividad. En medicina estética las más usuales son para atenúar las arrugas y líneas de expresión o para eliminar los síntomas de la hiperhidrosis, o exceso de sudoración en axilas, manos y pies.

La toxina botulínica o bótox  actúa, en líneas generales inhibiendo los impulsos nerviosos que llegan a los músculos e impidiendo que se contraigan. Ls zonas sobre las que puede actuarse con bótox contra las arrugas son básicamente tres: entrecejo, frente y patas de gallo. El tratamiento suele realizarse dos veces al año, los efectos se observan a partir de las 48 horas de la aplicación y tienen una duración de entre 3 y 4 meses.

El tratamiento con toxina botulínica o bótox es completamente seguro y muy eficaz como prevención, ya que la repetición del tratamiento va prolongando su efecto de modo que las arrugas, cuando reaparecen, son cada vez menos notorias y se pueden espaciar las sesiones.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s